El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, ha recopilado los últimos datos interanuales de consumo alimentario correspondientes al periodo septiembre 2012 a agosto 2013, dentro del estudio "La alimentación mes a mes", el cual muestra que los hogares españoles consumieron un total de 30.633,23 millones de kilos/litros en esos doce meses, lo que supone un incremento del consumo alimentario de un 0,3%, con una media de 662,39 kg/litros per cápita. Se detecta una subida en el precio medio de los alimentos de un 1,5%, que justifica la subida del valor en un 1,8%.

Por productos se constata un crecimiento de volumen algunas categorías básicas como son el azúcar (6,5%), las legumbres (4,3%), el pan (2,8%) y los huevos (2,8%). También se registra una subida en el consumo de las hortalizas frescas (1,5%), destacando el impulso de las judías verdes (3,8%) y de las cebollas (3,3%). También se incrementa ligeramente el consumo de leche (0,4%), mientras que los derivados lácteos descienden en la misma medida (-0,4%), debido principalmente a la evolución negativa del yogur (-1,3%) y de los bifidus leches fermentadas(-5,3%).

Se estabiliza el consumo de carne fresca por el leve incremento del consumo de pollo (0,4%) y de cerdo (0,6%), que compensa la caída que registra la carne de vacuno (-4,3%) y de ovino/caprino (-6,8%). También se mantiene estable el volumen consumido de pescado que sube un 0,1%, a partir del crecimiento del pescado fresco (1,3%), que logra compensar la disminución de la variedad congelada (-4,4%). Por otra parte, el consumo de Moluscos/Mariscos/Crustáceo aumenta un 2,8% con respecto al mismo periodo del año anterior. Se constata, sin embargo, un descenso en el consumo del total de aceite, que baja un 3,0%. La variedad de oliva es la que más decrece (-7,5%) mientras que el consumo de aceite de girasol crece (6,9%).

El volumen de frutas frescas en el hogar se contrae (-1,4%), siendo las variedades que mas acusan este descenso las peras (-17,3%%), las mandarinas (-5,4%) y las manzanas (-7,0%). La sandía, como fruta de verano muestra un decrecimiento en el conjunto del año móvil (-6,2%), al igual que ocurre con el melón (-2,1%).

El estudio "La alimentación mes a mes" también incluye un análisis pormenorizado del consumo durante el pasado mes de agosto, que muestra una estabilidad en el volumen, frente a un incremento del gasto del 2,3%, a consecuencia del aumento de los precios medios en un 2,6%. Durante ese mes crece el consumo de huevos en un 7,4%, ligado a un menor crecimiento en valor (4,3%) por el descenso de su precio medio (-3,1%). Se constata también la buena evolución de las patatas frescas (1,6%) y las hortalizas frescas (5,4%), destacando el mayor consumo de judías verdes (16,2%), cebollas (11%) y tomates (4,7%).