Aral Digital.- El departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón y la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza están trabajando actualmente en varios proyectos de tecnología de los alimentos con el objetivo de avanzar y resolver la conservación de los alimentos tras la recolección, de tal forma que puedan permanecer durante más tiempo en el mercado o puedan presentarse en formatos adecuados a las demandas actuales del consumidor sin mermar su calidad.

El director general de Alimentación, Ramón Iglesias, ha inaugurado las XII Jornadas de Tecnología Postcosecha en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, donde se han expuesto los resultados de los trabajos realizados en 2008 y se han presentado las propuestas para 2009 por parte del propio sector productor. Iglesias ha destacado la importancia de este tipo de proyectos porque permiten resolver problemas puntuales de la producción de frutas y hortalizas, avanzar en su distribución o diversificar la oferta, como es el caso de la alimentación presentada en cuarta o quinta gama. Además, Iglesias ha subrayado que se trata de iniciativas de excelente acogida por el sector productor y agroalimentario pues supone mejorar y avanzar en la conservación de los alimentos con mejoras tecnológicas.

Uno de los proyectos en los que trabajan el departamento y la Facultad de Veterinaria es la Aptitud de diferentes variedades de cereza para su deshidratación. El consumo de cerezas deshidratadas está aumentando y se prevé un incremento de la demanda porque este tipo de productos puede ser introducido en yogures, cereales o repostería. Así que el trabajo consiste en varias alternativas en la fase de pretratamiento del proceso industrial de deshidratación de cerezas frescas. Otro trabajo es la Calidad higiénico-sanitaria y vida útil en productos de quinta gama procedentes de la huerta aragonesa, una forma de presentación de frutas y hortalizas cada vez más presente en los mercados y con mayor demanda por parte del consumidor.

La Universidad y el departamento también trabajan en un estudio sobre la calidad del melocotón de Aragón para prolongar su vida útil de tal forma que pueda permanecer en los mercados durante más tiempo, manteniendo o mejorando su calidad sensorial y nutritiva. Otros trabajos son la Mejora de las características de los frutos de hueso mediante el aporte exógeno de calcio al fruto o la Caracterización del aceite de oliva de la variedad verdeña.