AMDPress.- El Grupo SOS ha reformulado a la baja los resultados del ejercicio 2002/2003 (finalizado el pasado 31 de agosto). Según el informe de auditoria, el beneficio neto del grupo durante el pasado ejercicio fue de 17,97 millones de euros, 1,09 millones menos que los comunicados por la compañía a finales de octubre. (ver ARAL Digital número 841).

Por un lado, esta reducción procede de las provisiones destinadas a inmovilizaciones materiales y financieras para compensar posibles descuentos a clientes (pactadas a partir de un determinado volumen de ventas) así como para la amortización del préstamo sindicado obtenido para la financiación de la compra de Koipe.

Asimismo, la compañía también ha reducido los ingresos obtenidos en el pasado ejercicio, que pasan de 806,8 millones a 782,2 millones de euros. Esta menor facturación es consecuencia, según la compañía, del adecuado registro de una venta de materias primas sobre las que existía un compromiso firme de recompra y de la correcta clasificación de la variación de stocks en función a la naturaleza de los mismos. De igual forma, la facturación desciende por un ajuste de un millón de euros por error en la periodificación de los ingresos financieros y, por último, por otro ajuste por eliminación de transacciones entre compañías del grupo.