AMDPress.- El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha aprobado una propuesta de la Comisión Europea para que en la etiqueta de los alimentos figure si alguno de sus ingredientes puede causar alergia o efectos adversos para el consumidor, aunque representen menos del 5 % del producto acabado, independientemente de que su composición esté regulada por una normativa comunitaria.