ElPozo Alimentación ha respondido en la red social twitter al reportaje 'Stranger Pigs', del pograma Salvados de Jordi Évole, que mostraba imágenes de las malas condiciones en las que se encontraban animales en una granja porcina de Murcia con la que trabaja la compañía. La empresa ha intentado así salir al paso de la repercusión negativa que para su marca puede acarrear lo mostrado en este programa de maxima audiencia.

"Los animales que aparecen en las imágenes del reportaje jamás entrarían en la cadena alimentaria española, al contrario de lo que se deja entrever en el programa", es la respuesta del grupo cárnico en un vídeo en el que aparece su responsable veterinario, asegurando que los cerdos que se ven en Salvados "no son aptos para el consumo humano y no entran en la cadena alimentaria bajo ningún concepto".

"Los animales que aparecen en las imágenes del reportaje jamás entrarían en la cadena de producción de ElPozo Alimentación. Los controles estipulados por la legislación española y por la propia empresa hacen inviable esta posibilidad"

ElPozo explica también, a través de un comunicado, que las imágenes del programa de la noche de los domingos en la Sexta corresponden a un área de recuperación sanitaria y que "son animales que tienen algún tipo de malformación o enfermedad de nacimiento que deben vigilarse para controlar su evolución y mejora". La compañía murciana añade que los animales que no llegan a recuperarse son sacrificados sanitariamente por veterinarios autorizados, en la propia granja, conforme a la legislación vigente de bienestar animal y retirados por gestores de residuos autorizados oficialmente por la Administración. ElPozo afirma con rotundidad que los animales de las imágenes fueron sacrificados sanitariamente en la propia granja, conforme a la legislación, y no han entrado en la cadena de producción de ElPozo.

El comunicado añade que los veterinarios oficiales de la Administración son la autoridad competente que garantiza la seguridad alimentaria en España y en la Unión Europea. Indicando también que "el programa pone en duda también la labor de estos profesionales y, por ende, la seguridad alimentaria de todo el sector. El código ético y deontológico establecido en la ganadería española obliga al granjero a intentar recuperar sanitariamente a cualquier animal que a lo largo de su vida pueda sufrir un defecto físico antes de que se determine su eliminación bajo control sanitario".

ElPozo señala que la empresa, "se desvincula absolutamente del contenido emitido por el programa, para cuya elaboración se han utilizado imágenes capciosas que distorsionan totalmente la realidad sobre la actividad empresarial de la compañía".

Desde la cárnica se valora "el papel fundamental que desarrollan los medios de comunicación" y asegura que defiende, "por encima de todo", el derecho a la información y la libertad de expresión. Por ello afirma que "para que la información sea veraz ofrece a quien lo solicite toda la documentación de que dispone".  El texto concluye asegurando que "ElPozo Alimentación y Cefusa tienen la conciencia tranquila tanto en lo relativo al Bienestar Animal como en materia de Seguridad Alimentaria".

Tras la emisión del comunicado, al finalizar el programa, Jordi Évole ha escrito desde su cuenta de twitter "dando las gracias" a ElPozo por  su versión; y añadiendo "si hubieseis querido, lo podríais haber hecho en el programa. Pero gracias igualmente".

El sector porcino contribuye a la economía española con una balanza comercial positiva de más de 4.500 millones de euros y un volumen de negocio total de 15.000 millones de euros. Genera 300.000 puestos de trabajo directos y más de un millón indirectos.