Eroski y la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cítricos Valencianos han cerrado un acuerdo para el desarrollo y la promoción de las naranjas valencianas. Gracias a esta colaboración, Eroski ha puesto en sus puntos de venta naranjas de postre y de zumo certificadas por el Consejo Regulador de esta IGP bajo la marca Eroski Natur. La cooperativa prevé comercializar más de 850.000 kilos de estas naranjas en 2015.

La marca IGP Cítricos Valencianos ofrece un valor añadido a los cítricos que certifica su Consejo Regulador, gracias a la realización de rigurosos controles que van desde el campo, pasando por almacenes de acondicionamiento y envasado, hasta el punto de venta. En la actualidad la IGP Cítricos Valencianos garantiza el origen y calidad de 36 almacenes, que agrupan cerca de 10.000 Ha de plantaciones de cítricos registradas.

La política comercial de Eroski  se basa en potenciar al máximo las economías locales "para crear riqueza en el entorno contribuyendo al desarrollo agroalimentario y económico-social", según señala la cooperativa. En este sentido, Eroski mantiene una relación estable con más de 300 proveedores valencianos, y sus compras superan los 200 millones de euros.