AMDPress.- El crecimiento del PIB confirma la capacidad de la economía española para mantener los ritmos de crecimiento y de creación de empleo por encima a los del conjunto de la Unión Europea. Según las Cámaras de Comercio, que mantienen una previsión de crecimiento del 3% para el PIB en 2001, esto se apoya en una ligera moderación del consumo y en un repunte d ella inversión, lo que indica un cambio de tendencia con respecto a la desaceleración que se estaba registrando en los últimos trimestres.