Aral Digital.- Fanta ha decidido renovar su imagen con un nuevo diseño, que intenta transmitir modernidad y juventud. Los nuevos grafismos refuerzan los colores naranja y amarillo, con una imagen más detallada de las frutas y las burbujas. Para la versión Zero, la marca ha apostado por resaltar el color negro para diferenciar, aún más, las versiones que Fanta comercializa en el mercado español.

El nuevo packaging está disponible desde mediados de enero y se aplicará en todos los envases en los que se comercializa Fanta actualmente: Pet, vidrio y lata. Según Susana García, brandmanager de la compañía, “Fanta es una marca hecha por y para los jóvenes, y el ser joven implica renovarse continuamente. Este nuevo cambio de look, nos aporta esa modernidad y frescura que una marca líder como la nuestra necesita para seguir conectando con sus consumidores”.