ARAL Digital.- La Federación Española de Bebidas Espirituosas, FEBE, se encuentra participando en la presente edición de Alimentaria, donde representa a la industria de espirituosos, que supone un 1,5% de la producción agroalimentaria de nuestro país. El sector, que celebrará en este marco su XXXVII Asamblea General anual, analizará los principales indicadores socioeconómicos de su actividad en 2011 que continúa siendo un generador de riqueza y empleo.

“FEBE participa activamente en los principales eventos sectoriales, y Alimentaria Barcelona, es uno de los hitos clave del año, ya que reúne a los mejores profesionales vinculados a la industria alimentaria, donde nuestros asociados juegan un destacado papel”, ha señalado Bosco Torremocha, director ejecutivo de FEBE. En este sentido, parte importante del peso socioeconómico del sector de espirituosos radica precisamente en la actividad agroalimentaria, ya que los espirituosos son una salida de alto valor añadido para la producción agrícola en cuanto a materias primas (como vino, remolacha, cereales, fruta, caña, etc.). En cifras, cabe destacar que el 40% de los empleos generados en Europa por la producción de bebidas espirituosas se concentran en España.

Durante la celebración de la Asamblea, se presentarán los datos económicos del sector en España. “El panorama es preocupante. Un año más ha descendido la comercialización hasta los 170 millones de litros, un 8% menos que en 2010”, subraya Bosco Torremocha quien hará balance de los principales indicadores sectoriales como recaudación de impuestos especiales; exportaciones; evolución de los canales de distribución y ventas por categorías de producto.