AMDPress.- La firma manchega Félix Solís, con sede en Valdepeñas (Ciudad Real), invertirá 16 millones de euros en la construcción de una nueva bodega en la Denominación de Origen Calificada Rioja, situada en Fuenmayor (La Rioja). La futura sociedad se denominará Pagos del Rey y elaborará vinos de mayor valor añadido, como los que la compañía ya elabora en Olmedillo de Roa, en Ribera de Duero, y en otra bodega en Chile.

Según informó el presidente del grupo manchego, Félix Solís, la bodega de Fuenmayor comenzará a construirse antes del próximo verano sobre una parcela de 26.000 metros cuadrados y está previsto que las primeras botellas de vino “joven” de Rioja -no envejecido- puedan comercializarse en el año 2004. Las instalaciones tendrán una capacidad de elaboración de 12 millones de litros de vino al año, una nave de crianza para 20.000 barricas y un botellero para más de 10 millones de unidades.

La producción de Fuenmayor es considerada por Solís como pieza imprescindible para el objetivo de duplicar la facturación en los próximos cinco años, incluido en el plan estratégico de la compañía.

Además, el presidente de la bodeguera destacó que en el grupo convive el carácter familiar con un marcado espíritu internacional. Así, Félix Solís exporta más del 40% de su facturación y prevé, en breve, conseguir llegar al 50%, cifra similar que la prevista para la bodega de Fuenmayor. Esta bodega comercializará vinos varietales de la DOC Rioja para sus vinos “jóvenes”, aunque su principal activo serán los crianzas, reservas y grandes reservas.

Félix Solís, que tiene una capacidad total de 145 millones de litros, alcanzó en 2002 una facturación de 142 millones de euros y vendió 110 millones de litros en el mercado nacional y 70 en el exterior.