AMDPress.- La cadena de distribución Gadisa está desarrollando un proyecto para utilizar biodiesel en su flota de 120 camiones en el plazo de un año. Esto significará sustituir más de 200.000 litros anuales de combustible fósil por renovable y, de este modo, reducir la contaminación.

El programa se suma a la eficiencia y optimización de medios de transporte, procurando que los camiones circulen con el mayor aprovechamiento de carga, el menor recorrido de kilómetros posible y que sean del mayor tonelaje que permita el trayecto a realizar, puesto que un camión de 3.500 kgs. consume siete veces más combustible que uno de 40.000 para la misma unidad de carga. De este modo, al reducir el consumo también disminuyen las emisiones.

Otra acción llevada a cabo por la compañía ha sido la implantación de un sistema de refrigeración indirecto en la plataforma logística de productos frescos, asumiendo una inversión superior en un 30% a la instalación de un sistema convencional, con el objetivo de conseguir una mayor estabilidad en la temperatura y un mínimo impacto ambiental. Dichas instalaciones garantizan la conservación de los productos frescos que a diario llegan a la plataforma logística, de más de 12.000 metros cuadrados, desde donde se distribuyen.

Por otra parte, para conseguir una disminución del consumo de electricidad, Gadisa está implantando en los puntos de venta un sistema de iluminación basado en la instalación de balastros o reactancias electrónicas, con un mayor coste inicial respecto a los convencionales, pero que posibilitan un ahorro energético de hasta el 70%. Asimismo, las lámparas fluorescentes que se utilizan son de última generación, con lo que tienen menos componentes contaminantes.