ARAL Digital.- Grupo Copese, que está realizando una renovación de la imagen de su marca “Embutidos Eresma”, ha aumentado su facturación un 8,4 %, alcanzando los 35,85 millones de euros en 2011. De la misma correspondiente a la actividad cárnica (28,9 millones de euros), el 68% engloba la comercialización de productos frescos, derivados del cerdo blanco Duroc e Ibérico; y el 32% a productos transformados (jamones, embutidos y ollas de precocinados). En 2011, además, Grupo Copese obtuvo un total de 12.207 toneladas de carne, lo que supuso un 11% de incremento con respecto al volumen alcanzado en 2010. De dicho volumen de producción total, el 60% por ciento se comercializa para su consumo en fresco, y el 40% por ciento se destina a la transformación para la fabricación de jamones, embutidos y ollas de precocinados (chorizo, costillas y lomo).

Grupo Copese integra todas las fases que conforman el proceso completo de producción de los productos cárnicos (P.I.P) en su centro cárnico Las Salinas, ubicado en Coca (Segovia). De esta forma, el control y la trazabilidad de sus productos resulta más riguroso y permite obtener unos altos resultados en cuanto a su calidad.

Por otra parte, la marca comercial del Grupo Copese, Eresma, se encuentra dentro de un proceso de renovación de su imagen gracias a un proyecto que supone un cambio integral y que se apoyará en una campaña de comunicación 360º.

Esta iniciativa, parte de un reestyling del logotipo de la marca, así como de todas sus aplicaciones a las piezas gráficas que identifican los productos Eresma, vehículos corporativos, etc., e incluye acciones promocionales en el punto de venta, apoyadas con publicidad en medios. Además, se está actualizando la página web, www.eresma.es, que estará operativa antes de finales de mayo. Asimismo, también se crearán perfiles activos en redes sociales (www.facebook.com/eresmasymejor / twitter.com/#!/eresmasymejor ). Todo ello se complementará con acciones especiales que se pondrán en marcha en aquellas épocas que suponen un incremento de las ventas de productos Eresma, como la época estival, o la campaña de Navidad.