El Grupo Dani, compañía familiar especializada en la producción y la distribución de conservas y especias, muestra su firme compromiso de ayudar a las persones que más están sufriendo las consecuencias derivadas de la crisis provocada por el Covid-19. Como empresa perteneciente a uno de los sectores denominados esenciales, lo hace mediante la donación de alimentos de primera necesidad para contribuir a paliar la difícil situación que están atravesando muchas familias desde que el Gobierno Español decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

A través de entidades sociales y hospitales del territorio, Dani aporta alimentos para facilitar que las necesidades básicas de alimentación de los colectivos más desfavorecidos se vean cubiertas. Concretamente, ha entregado 2,7 toneladas de sardinas, 17.000 latas, a la Cruz Roja; 8 toneladas de olivas, piña y quinoa a la Fundació Formació i Treball y 300 kilos de atún, 2.500 latas, al Hospital Germans Trias i Pujol.

Precisamente, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los hogares españoles han incrementado la compra de conservas de pescado y marisco durante el confinamiento. La semana del 6 al 12 de abril de 2020 se registró un aumento del 18,6% respecto al mismo periodo del año anterior, un crecimiento que se ha mantenido las últimas semanas. Frente a este incremento de la demanda por parte de los consumidores, la compañía mantiene su producción y ha reforzado sus protocolos sanitarios y logísticos para desarrollar su actividad con seguridad. Todo ello, sumado al esfuerzo, al compromiso, la solidaridad y la responsabilidad de sus trabajadores, le permite a la compañía garantizar el suministro en los lineales de los mercados donde opera, asegurando la provisión en los hogares a pesar de los efectos derivados del Covid-19.