AMDPress.- El Grupo SOS tiene previsto cerrar su planta galletera de Museros (Valencia) y trasladar a la factoría de Villarejo de Salvanés (Madrid) la producción, compuesta por galletas a comercializar con marca de la distribución, y los puestos de trabajo afectados.

Según la compañía, esta decisión es consecuencia del incremento de las necesidades productivas y de la imposibilidad de expansión de la fábrica de Museros. El Grupo SOS ha garantizado la continuidad de todos los empleados, 80, según el comité de empresa, y 53 (30 fijos y 23 eventuales, la mayoría con contratos que finalizan en febrero), de acuerdo a los datos de la compañía.

El pasado año, la división galletera del Grupo SOS registró una facturación de 148,858 y una producción de 90.000 toneladas, según previsiones a final de 2003, frente a los 130 millones y 84.250 toneladas del ejercicio anterior. En el capítulo de inversiones, el grupo había avanzado la actual reestructuración con la realización de mejoras en sus plantas de Villarejo de Salvanés, en la que se procedió a la robotización para la elaboración del Surtido Cuétara, y Jaén, donde se instaló un nuevo horno de galletas.