Grupo Tello Alimentación ha cerrado 2019 con una facturación de 193 millones de euros, casi un 21% más que el año anterior. Presente en 50 países, y con una plantilla actual que roza los 1.000 trabajadores, su actividad exportadora supone casi un 25% del total.

Tras más de medio siglo de actividad, la compañía toledana Grupo Tello Alimentación continúa su progresión notable. A lo largo de los últimos 8 ejercicios, el Grupo mantiene su crecimiento de forma sostenida hasta haber aumentado 2,8 veces su tamaño y generar más de 500 puestos de trabajo en el período.

En 2019 el grupo comercializó 60 millones de kg, de los cuales el 23,5% del total corresponde a su actividad internacional

En 2019 el grupo comercializó 60 millones de kg, de los cuales el 23,5% del total corresponde a su actividad internacional, que desarrolla en 50 países repartidos en los cinco continentes. En palabras de Alfonso Alcázar, director general del Grupo Tello, “la evolución positiva de los resultados nos ayuda a afrontar con optimismo e ilusión el nuevo decenio, que iniciamos en 2020”.

Con unos objetivos de comercialización para el 2020 de 68 millones de kilos, lo que supondrá unos 205 millones de euros de facturación, la Compañía ha reformado sus instalaciones recientemente para adecuarlas a su volumen de producción previsto y ha incrementado adecuadamente su plantilla, que ya ha duplicado en los últimos 8 años.

Reconocimiento en bioseguridad y bienestar animal

Interporc, la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca, ha concedido a Grupo Tello Alimentación el sello Interporc Animal Wellfare Spain (IAWS), su estricto sello de calidad de ámbito internacional que garantiza las buenas prácticas de la industria cárnica en materia de sanidad, bioseguridad y tratamiento del animal durante todo su ciclo de vida.

Avalado por un comité científico independiente y de alto nivel, el sello IAWS se rige por un exigente reglamento basado en los principios marcados por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), y certifica el cumplimiento de la normativa española y europea en los ámbitos de salud, sostenibilidad y seguridad alimentaria. Impone, como principal requisito, el bienestar íntegro, salvaguardando el correcto alojamiento y manejo del cerdo desde su nacimiento hasta su transformación, asegurando el mejor tratamiento durante todo su ciclo de vida.

El Grupo, ha obtenido la certificación en sus granjas con el rango de “Excelente”. En palabras de Alfonso Alcázar, “el sello de calidad de Interporc constata nuestro compromiso con la seguridad alimentaria y la calidad desde el origen, a través del cumplimiento del estricto protocolo internacional de manejo”.