Heineken España, sociedad resultante de la fusión del Grupo Cruzcampo y S.A. El Aguila, ha registrado en su primer año de existencia unas pérdidas de 137 millones de euros (22.791 millones de pesetas), como consecuencia de los costes extraordinarios derivados del plan de reestructuración y de integración, que la sociedad culminará en los próximos años. La compañía, líder del sector cervecero en España, obtuvo una cifra de negocios de 741 millones de euros (123.276 millones de pesetas).