AMDPress.- La multinacional cervecera holandesa Heineken ha obtenido un beneficio neto de 298 millones de euros (49.500 millones de pesetas) en el primer semestre, lo que representa un aumento del 20% respecto al mismo periodo de 2000 y supera las previsiones de los analistas.

La facturación del grupo en estos seis primeros meses creció un 14%, hasta los 4.449 millones de euros (740.251 millones de pesetas), mientras que el volumen de ventas del grupo se incrementó un 8% para situarse en 37,2 millones de hectólitros. Un crecimiento que la compañía explica, principalmente, por la consolidación de la filial Nigerian Breweries, en la que controla el 54%, y el crecimiento orgánico del volumen de ventas en España y Francia.

El beneficio operativo aumentó un 25%, hasta 513 millones de euros (85.356 millones de pesetas), y las ganancias antes de impuestos se incrementaron un 21% situándose en 484 millones de euros (80.530 millones de pesetas).

La compañía también ha anunciado el nombramiento como consejero delegado y presidente de la compañía a Anthony Ruys, actual miembro del consejo de administración, en sustitución de Karel Vuursteen a patir del próximo mes de abril de 2002.