AMDPress.- Hojiblanca, compañía aceitera con sede en Antequera (Málaga), y la cooperativa cordobesa Cordoliva esperan vender aceite de forma conjunta antes del verano. Según fuentes de Hojiblanca, ambas compañías está ultimando las negociaciones para la integración de las cooperativas, si bien no está decidida la forma técnica en que se realizará (fusión o absorción de Cordoliva por parte de la firma malagueña). Esta operación responde a la necesidad del sector industrial aceitero de unirse para tener mayor capacidad de negociación ante los grupos de distribución.

Hojiblanca y Cordoliva, que prevén mantener sus principales marcas, sumaron en el último ejercicio un total de 25 millones de litros envasados, con un volumen de granel de unas 100.000 toneladas, y una facturación aproximada de 180 millones de euros. La cooperativa Hojiblanca, que supone cerca del 5% de la producción nacional, obtuvo una facturación de 113 millones de euros durante el pasado año, frente a los más de 70 millones obtenidos en 2001. Este crecimiento se debió a la fuerte campaña 2001/2002, en la que alcanzó una producción récord de aceite de oliva virgen de 59.000 toneladas, muy por encima de las 40.000 toneladas de media de los años anteriores.

Por su parte, el grupo de cooperativas Cordoliva, ha previsto una reducción en el volumen de aceite en torno al 60% en la presente campaña, lo que situaría la producción en un total cercano a los 26 millones de kilos. La compañía espera totalizar 9 millones de litros envasados, lo que supondrá el 30% del total de la producción de aceite. Además, prevé poner en marcha a finales de julio una nueva nave de 2.000 metros cuadrados y una tercera línea de envasado, con la que ampliar la producción hasta los 15 millones de litros.

Hojiblanca y Cordoliva ya unieron sus fuerzas a finales de 2000 para comercializar aceite virgen extra bajo las marcas de las principales cadenas de distribución. Sin embargo, Mercaóleo, la sociedad creada para tal fin, no evolucionó según las previsiones y se ha mantenido inactiva.

Precisamente, las marcas de la distribución acaparan el más alto porcentaje de ventas de aceite de oliva virgen extra en los lineales de las grandes superficies, con una cuota de mercado del 28%, según un estudio de la consultora ACNielsen. Tras estas marcas se sitúan Hojiblanca, que tiene un 17,5% de este segmento, y Koipe y Carbonell, con una participación cercana en el formato de 0,75 litros y cristal.