Jamones Sala, uno de los principales fabricantes de jamón serrano blanco e ibérico a nivel nacional, ha comprado el 40% de la empresa manchega Roblemancha Villarrobledo, con sede en Albacete, y se ha hecho con la administración de esta firma especializada en la elaboración artesanal de quesos puros de leche de oveja, entre los que destaca su especialidad Curado al Romero, de la que es pionero.

“Con esta operación -comentan desde Jamones Sala, el principal cliente de este queso artesanal desde hace años- nos aseguramos el suministro de este producto”.

El resto del capital de Roblemancha, que en el pasado ejercicio procesó cerca de 1,2 millones de litros de leche de oveja (un 17% más que en 1999), queda repartido entre personas físicas, no superando ninguna de ellas el 6%.