AMDPress.- Las bodegas de la Denominación de Origen Cariñena vendieron 30.578.030 botellas durante 2002, lo que significa un incremento del 12% respecto a las 27.387.053 del año anterior. Según el consejo regulador de esta región vitivinícola, este crecimiento se ha basado en el avance de las exportaciones, que han supuesto el 57% del volumen comercializado, superando al mercado interior por tercera vez en la última década.

En el apartado de las ventas al exterior, Alemania es el principal receptor de vino de Cariñeña, con más de 11 millones de botellas. A continuación, Reino Unido compró cerca de 2,5 millones y Suiza, cerca de un millón. Entre el resto de países importadores destaca Canadá, que podría consolidarse como uno de los principales mercados en los próximos años.