Las empresas españolas de distribución desperdician menos de un 1% del total de los alimentos comercializados. Esta es una de las conclusiones del III Punto de Encuentro Aecoc contra el desperdicio alimentario que tuvo lugar ayer en Madrid y que reunió a más de 200 profesionales de las principales empresas de alimentación, de distribución, representantes de la administración pública y consumidores, para encontrar soluciones al desperdicio de alimentos en nuestro país.

El director general de Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, ha inaugurado el encuentro destacando la necesidad de mantener una estrategia de colaboración entre todos los agentes implicados en el sector agroalimentario. Burgaz ha recordado que en el sistema alimentario actual se desperdicia hasta 1/3 de la producción mundial de alimentos. Un hecho, ha subrayado, que sitúa la lucha contra el desperdicio alimentario "como una obligación moral que debe afrontar la sociedad en su conjunto, y como una oportunidad para redefinir el sistema alimentario del futuro".

Asimismo, Burgaz ha aprovechado este encuentro para anunciar la puesta en marcha por parte del Ministerio de una nueva edición de la "Semana para la Reducción del Desperdicio de Alimentos", que dará comienzo el próximo lunes, 8 de junio, y que se celebra por tercera vez tras las pasadas ediciones de 2013 y 2014.

Mejora de los procesos de fabricación

Un 39% del desperdicio de alimentos se produce en la industria, por ello, según Manel Martínez, director de seguridad alimentaria, calidad, desarrollo de producto y medioambiente de Roler, es necesaria la mejora de los procesos de fabricación. Por su parte, uno de los alimentos que más se desperdicia en el hogar es el pan y los cereales (20%), en Europa Occidental la industria produce unos 8 millones de toneladas de pan al año, de las cuales unas 500.000 toneladas se convierten en residuos sólidos. CETECE, el Centro Tecnológico de Cereales de Castilla y León, ha puesto en marcha un proyecto –Bread4pla- para el tratamiento de estos residuos y su reconversión en envases de PLA, un plástico biodegradable. Los resultados, envases respetuosos con el medioambiente para volver a envasar panadería y pastelería.

El encuentro ha reunido también en una mesa redonda a representantes de la gran distribución y de las organizaciones de consumidores en busca de fórmulas de colaboración para reducir el desperdicio de alimentos. Han participado Margarita Muñoz, relaciones externas y medioambiente de Mercadona; Cristina Joven, responsable de comunicación externa y desarrollo sostenible de Simply; Carmen Redondo, responsable de consumo de Hispacoop; Fernando Móner, presidente de CECU y Diego Copado, director de comunicación y relaciones externas de El Corte Inglés. Todos han destacado la importancia de la colaboración y de hacer pedagogía al consumidor para concienciar a la sociedad del valor de los alimentos y los costes económicos, sociales y medioambientales que supone destruirlo. Los representantes de la distribución presentes, han asegurado que tienen planes concretos para reducir el desperdicio, y que éste supone menos del 1% del total de producto comercializado.

Los distribuidores españoles reunidos en la mesa redonda convocada por Aecoc no creen que España necesite una normativa que regule el despilfarro de alimentos como la que se acaba de aprobar recientemente en Francia para reducir las pérdidas de comestibles en las tiendas a la mitad en 10 años. Los representantes de la distribución presentes en el encuentro celebrado en la Fundación Areces aseguraron que España está a años luz de otros países, y que el sector privado lleva años implementando políticas voluntarias contra el despilfarro "que han permitido alcanzar muy buenos resultados", según se indicó.

La hostelería registra el 14% del desperdicio total

Un 14% del desperdicio total de comida se produce en el sector de la hostelería. Proyectos como Barcelona comparte la comida, ayudan a reducir el desperdicio, a sensibilizar el canal Horeca y a reducir el impacto ambiental. Nutrición sin Fronteras ha unido su esfuerzo con 13 hoteles destacados de la ciudad condal, 14 empresas de alimentación y 2 caterings, para aprovechar todos los alimentos que les sobran, los congelan cocinados y los distribuyen. Hasta 2015 se han cedido más de 67.700 kilos de alimentos saludables a más de 15 entidades benéficas de la ciudad.

Concienciar a los consumidores es una prioridad, ya que es en el propio hogar donde se genera el 42% del desperdicio total de alimentos, que se calcula que es de 7.7 millones de toneladas en España. Según Sergio Fernández, el chef de Cuatro "Mi madre cocina mejor que la tuya", un 90% del desperdicio se produce por una mala planificación, por ello, es imprescindible llevar a cabo buenas conductas como utilizar una lista de la compra o comprar cantidades adecuadas a nuestra familia.

En el evento se ha dado a conocer que Susana Sastre ha sido la ganadora del concurso "Lluvia de Ideas Contra el Desperdicio Alimentario". Su idea: que en los tickets de la compra aparezcan recetas que nos ayuden a reaprovechar los restos de los alimentos que hemos comprado. En el marco del encuentro recibe el premio de "La compra de un año" cedida por gentileza de las principales empresas del sector del gran consumo del país.