La Denominación de origen protegida Mexillón de Galicia ha salido muy reforzada del proceso de regularización de operadores puesto en marcha por el Pleno del Consello Regulador. Prueba de ello es que el número de bateas amparadas por la DOP asciende a 2.109, de las cuales 1.075 se incorporaron en el marco de la regularización. Este procedimiento ha permitido igualmente la inscripción de 5 nuevos comercializadores y de 9 empresas de transformación.

El número de bateas amparadas por la DOP equivalía a un 34% del total de Galicia, situándose ahora ese porcentaje cerca del 63%

En cuanto al volumen de producción, de las 264.000 toneladas de 2015, 86.267 fueron certificados en puerto por la DOP Mexillón de Galicia, un porcentaje que equivalía al 31% del total. Además, de las 105.449 toneladas destinadas a la transformación, las bateas inscritas en la DOP proporcionaron 61.667 toneladas, un 58% del total. A falta de cerrar los resultados del año en curso, es muy probable que esos registros se superen, garantizando de ese modo la demanda de los centros de depuración y transformación.

Desde esta nueva situación, el Consello Regulador va a redoblar sus esfuerzos para hacer cumplir la normativa de etiquetaje, penalizando aquellos casos que hagan suya la mención geográfica que, por ley, solo pueden utilizar los mejillones amparados por la marca Mexilló de Galicia.

Beneficios de la regularización

El incremento de productores y empresas certificadas refuerza la representatividad de Mexillón de Galicia, pero además, frente a las divergencias de opinión, la integración contribuirá al establecimiento de una unidad de criterio y de acción que fortalecerá al sector mejillonero y le dotará de una mayor proyección de futuro.

Este paso ayudará también a concentrar los esfuerzos en lo realmente relevante, el consumidor y el mercado. Un reciente estudio de mercado señalaba que el consumidor español otorga un valor superior al mejillón con DOP Mexillón de Galicia que al que carece de ese sello de calidad.