Aral Digital.- El fabricante Unilever ganó 4.136 millones de euros en 2007, un 18% menos que en el ejercicio anterior, producido por los costes derivados de los recortes de empleo y por menores extraordinarios, según informa europa press.

La compañía anglo-holandesa de productos de consumo obtuvo una cifra de negocio anual de 40.187 millones de euros, un 1% más que en 2006, cuando ingresó 39.642 millones de euros.

En el último trimestre del año, Unilever recortó su beneficio un 64,5%, hasta 721 millones de euros, debido a que durante el mismo periodo de 2006 provisionó en sus cuentas 1.200 millones de plusvalías derivadas de desinversiones.

Mientras, la facturación trimestral aumentó un 2% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 9.890 millones de euros, mientras que el beneficio operativo creció un 3%, hasta 1.097 millones de euros.

Unilever atribuye la favorable evolución de las ventas a la progresión del 2,8% del crecimiento en Europa, además del buen funcionamiento en otras regiones, como EEUU (3,2%) sudamérica (4,1%) y países emergentes de la región asiática y de África (11,1%).

Todas las categorías evolucionaron favorablemente, sobre todo cuidado personal y cuidado del hogar, cuyas ventas ascendieron al calor del lanzamiento de nuevos productos, especialmente en el sector limpieza doméstica.

El Grupo espera aumentar sus ventas en 2008 en la gama alta de su abanico previsto de crecimiento, situada entre el 3% y el 5%. Asimismo, ha anunciado un programa de recompra de acciones de al menos 1.500 millones de euros.

Patrick Cescau, consejero delegado de la empresa, se ha mostrado muy satisfecho del cuarto trimestre y destacó que el ejercicio 2007 “constituye el tercer año consecutivo de aceleración de las ventas”. La multinacional continúa procediendo adecuadamente, según Cescau, con su programa de reestructuración, que implica el recorte de 20.000 empleos en todo el mundo.