AMDPress.- El conflicto por la normativa 1313/2002, de 3 de junio, por la que se modifica la norma de calidad para el yogur destinado al mercado interior continúa enfrentando a los actores implicados en el sector de derivados lácteos.

El conseller de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, Josep Grau, denunció ayer, miércoles 5 de febrero, que el Grupo Leche Pascual dejará de recoger a los ganaderos catalanes la leche pactada para los próximos tres meses. Según el conseller, esta medida supone una “represalia” por la oposición de CiU y la Generalitat a la nueva normativa. Josep Grau aseguró que esta decisión “afecta a entre 40 y 50 millones de litros de leche de explotaciones ganaderas”.

De igual forma, no faltan suspicacias sobre la posible petición de boicot a los productos Pascual en Cataluña por parte de los ganaderos, así como sobre la circunstancia de que importantes fabricantes de yogur tradicional, como el líder del mercado (Danone), tienen su sede en esta región.