La industria de la panadería, bollería y pastelería en Europa (24 países más Turquía) es un sector que factura al año más de 130.000 millones de euros, según el informe de Gira de 2012. Dicho estudio indica, además, que el 62% del total pertenece a la panadería, bollería y pastelería industrial y el 38% restante, a la artesana.

Respecto a la producción de pan industrial, ésta es relativamente estable en países como Finlandia, Francia, y Alemania, pero en otros se ha producido un ligero descenso como es el caso de Bulgaria, Italia, Turquía, Reino Unido, Países Bajos, Noruega y Rusia, según datos de la Association Internationale de la Boulangerie Industrielle (AIBI). En este punto, destaca especialmente Dinamarca, en el que la caída ha sido muy pronunciada con un 10% menos que en 2011.

En el ranking, es Turquía la que ocupa el primer puesto en producción de pan con más de 9 millones de toneladas. Le sigue Rusia con casi 7 millones. En el lado opuesto, se encuentra Chipre, siendo la última, con 53.550 toneladas y Eslovenia, con poco más de 85.000. Respecto a España, es necesario destacar que la producción en 2012 aumentó un 1,2% respecto al año precedente, con 1.650.000 toneladas.

En cuanto a los datos per cápita, según AIBI, se aprecian unas diferencias enormes en consumo en Europa. España, con 35,93% kilos per cápita, destaca por ser el penúltimo país en consumo, sólo superando a Reino Unido. Por lo que respecta al mercado laboral europeo de empresas de panadería industrial, los datos alcanzan una cifra superior a las 420.000 personas, siendo Rusia la que más trabajadores emplea, con el importante número de 300.000 personas.

"Estos datos demuestran la importancia del sector en nuestra economía y el compromiso del mismo con la sociedad. La industria panadera genera puestos de calidad y a la vez, fomenta el desarrollo de la economía de zonas rurales. Nuestras plantas se encuentran en estas zonas y permite que sus trabajadores tengan unas condiciones laborales iguales que en las urbes, sin tener que obligarles a emigrar", afirma Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac).

En segundo lugar, y con los mismos datos de empleados, están Francia y Alemania. Estos dos países europeos emplean a 35.000 personas cada uno. En las últimas posiciones, se encuentran Dinamarca, que sólo destina 550 trabajadores al sector de la panadería industrial y Grecia, con casi el triple que Dinamarca, con 1.500 empleados. En el caso de España, el sector de la industria panadera representados por Asemac, emplea a 5.000 trabajadores. 

Sobre el número de empresas en Europa que se dediquen a la panadería industrial, las cifras facilitadas por AIBI hablan de 2.054 negocios, de los que 40 pertenecen al mercado español. En este apartado destacan también Rusia y Turquía. El primero posee 700 plantas industriales de pan y el segundo, 300. Cerca de esta cifra se encuentra Eslovenia, con 289 panaderías industriales. En las últimas posiciones se encuentran los países nórdicos como Dinamarca, con 6 industrias y Noruega, con 7.