Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han decidido eliminar los aranceles a todas las exportaciones, excepto las armas, de los 48 países más pobres del mundo. Esta iniciativa bautizada como “Everything But Arms” (“Todo menos las armas”) entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2002. La decisión final adoptada sólo encontró objeciones para los mercados de arroz, plátano y azúcar, cuyas importaciones afectan sobre todo a Francia y España. Estos dos miembros, que finalmente cedieron en su oposición al acuerdo, lograron unas garantías para las importaciones de esos tres productos. En primer lugar seguirán un calendario de reducción progresiva de los aranceles, que para el caso del azúcar y el arroz comenzará el 1 de julio de 2006, año en el que se aplicará una reducción del 20%. Un porcentaje que se elevará al 50% en 2007 y al 80% en 2008.