El Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea decidió ayer, 24 de abril, “prorrogar de forma indefinida, pero no permanente”, la prohibición de utilizar harinas de carne y hueso (HCH) en la alimentación de animales.