AMDPress.- Las exportaciones españolas de vino en el primer semestre del 2006 reflejan una disminución del 7,3% por la caída de graneles, mientras que suben en valor un 5% por la mejor marcha de los vinos con denominación de origen, según los datos elaborados por la Federación Española del Vino (FEV).

Según los datos de FEV, las exportaciones españolas han caído un 7,3% durante el primer semestre, hasta los 646 millones de litros. Esta caída se produce por la fuerte disminución de nuestras ventas de vinos a granel, principalmente a Italia y Francia, y a pesar del aumento del 11,5% que registran las exportaciones de vinos de calidad al resto de destinos.

En cambio, en términos de valor se ha producido un incremento del 5%, hasta alcanzar los 730 millones de euros en el semestre. Dado el mayor precio medio de los vinos de más calidad, la fuerte disminución de las ventas a granel, en los que se pierden 15 millones de euros, no perjudica sensiblemente la facturación global.

Esta evolución de las exportaciones de vino sigue una tendencia ya advertida desde finales del 2004. Tras el extraordinario incremento de nuestras ventas a granel a países como Francia, Italia, Portugal o Alemania, debido a su corta cosecha, en los años 2002 y 2003, la recuperación de su producción hacía presagiar una disminución progresiva de las ventas españolas.