Las ventas de Deoleo aumentaron un 2% en volumen en 2014, aunque la facturación cayó ligeramente, hasta los 773,2 millones de euros, por los bajos precios del aceite de oliva en el primer semestre del año. En este año, se registró un EBITDA de 81,4 millones de euros, un 1,6% más que en el ejercicio anterior, en línea con las previsiones, a pesar de que el último trimestre del año fue muy complicado por la fuerte subida ( 50%) del precio del aceite de oliva en origen. Aun así, el margen de EBITDA/ventas del grupo creció hasta el 10,5% ( 6%), por lo que la rentabilidad se consolida en el doble dígito.

Estas son las cuentas de 2014 aprobadas por los accionistas de Deoleo en Junta General Ordinaria, así como otros acuerdos para el desarrollo futuro de la compañía. Por su parte, el consejo de administración de Deoleo ha designado a Manuel Arroyo como nuevo consejero delegado del grupo tras la dimisión de Jaime Carbó.

En cuanto al resultado neto del ejercicio (74 millones de euros), quedó lastrado por gastos no recurrentes que no afectan al saldo de caja. Según el consejero delegado, Jaime Carbó, "uno de los logros del año 2014 dentro del contexto de la operación de reconfiguración accionarial y financiera ha sido la nueva estructura de financiación: contamos con líneas de crédito por un importe de hasta 600 millones de euros instrumentados en dos tramos de deuda senior y otro revolving".

Etapa crucial

El presidente de Deoleo, José María Vilas, ha señalado que "Deoleo ha culminado con éxito una etapa crucial, de la que hemos salido reforzados y en la que han primado, ante todo, los intereses de todos los stakeholders". En este sentido, ha agradecido al consejero delegado, Jaime Carbó, "su compromiso y dedicación en estos últimos años, sin lo cual nada de lo que hoy somos habría sido posible". Del mismo modo ha dado la bienvenida al nuevo consejero delegado, Manuel Arroyo, al que ha presentado como "un profesional de gran experiencia internacional y que será el motor de una creciente actividad comercial y de marketing".

Del mismo modo, se ha aprobado la modificación de los estatutos sociales de la compañía y del reglamento de la Junta de Accionistas para su adaptación a la reforma de la Ley de Sociedades de Capital con el fin de introducir mejoras técnicas. Junto con la gestión y las cuentas de 2014, los accionistas han dado también el visto bueno al informe anual de gobierno corporativo y al informe de remuneraciones de consejeros.

El consejo de administración de Deoleo también ha nombrado como nuevo director financiero de la compañía a Alberto Toni, un profesional vinculado en los últimos años a la multinacional Heineken.