AMDPress.- Desde comienzos de año, en que la industria decidió provocar una bajada unilateral del precio pagado en el campo, los productores de leche han acumulado pérdidas por valor de 30.000 euros, según ha comunicado la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

El ganadero se ve obligado a vender el litro de leche entre 4 y 6 céntimos de euro más barata que el año pasado, mientras que los costes de producción han subido en unos 3 céntimos por litro de leche producida, con lo que el productor ha perdido una renta de unos 9 céntimos de euro por litro. Según las estimaciones del sindicato agrario, en los últimos ocho años han desaparecido en España, más de 88.000 explotaciones lecheras.