El grupo Mahou-San Miguel ha adquirido el 100% de Alhambra Alimentaria (que integra Cervezas Alhambra, Cervezas Mezquita y la embotelladora de agua Sierras de Jaén) por 200 millones de euros. La junta general extraordinaria de la compañía granadina autorizó esta compra el pasado martes, aunque la adquisición aún está pendiente del dictamen del Tribunal de la Competencia.

Tanto Alhambra como los sindicatos se han pronunciado a favor de esta operación por entender que reportará mejores oportunidades de desarrollo para la cervecera granadina. Su director general, Antonio Perera, ha señalado que la adquisición se ha realizado sobre tres pilares: respeto a la identidad, la estructura productiva y la plantilla de Cervezas Alhambra. “No se trata de una absorción ni una fusión. El grupo mantendrá la independencia en la gestión y se conservará al cien por cien de la plantilla”, aseguró Perera.

La venta comenzó por el imperativo legal de deshacerse del paquete accionarial del 14% que tenía la sociedad de capital riesgo Ahorro Corporación. Las acciones suscitaron tanto interés entre compañías nacionales y multinacionales que, al final, las ofertas alcanzaron a la totalidad del grupo, que engloba, además de las cerveceras, a la embotelladora de agua Sierras de Jaén.

El Grupo Alhambra, fundado en 1925, tiene fábricas en Granada y Córdoba y también está presente en Madrid, Sevilla, Alicante y Jaén. En 1954, Damm entró en el capital de Alhambra, en el que se mantuvo durante 25 años. En 1979 entró en el accionario Cruzcampo, absorbida al poco tiempo por Guinness, a la que no interesó Alhambra.