AMDPress.- El Consejo de Ministros autorizó el pasado viernes, 16 de mayo, a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para que su filial Mercasa venda el 4,24% del capital que posee de Ebro Puleva al Instituto Hispánico del Arroz, controlado por la familia Hernández Barrera, anteriores propietarios de la compañía sevillana Herba.

Esta operación, que reportará a Mercasa 50,5 millones de euros, se deriva de las medidas de reestructuración del grupo de empresas participadas por el Estado y la SEPI aprobadas el pasado 21 de febrero. Entre la medidas se incluía la incorporación a la SEPI de determinadas participaciones en empresas públicas dependientes de la Dirección General del Patrimonio del Estado y del Fondo Español de Garantía Agraria. Una de estas participaciones era el 51% del capital social de Mercasa, que, a su vez, contaba con 6,5 millones de acciones de Ebro Puleva.

Según la autorización del Consejo de Ministros, Mercasa acordó el 11 de marzo, tras analizar 19 ofertas, adjudicar al Instituto Hispánico del Arroz el 4,24% de Ebro Puleva, por 7,75 euros por título (50,5 millones de euros en total).

Como ya se informó (ver ARAL Digital número 689), la familia Hernández Barrera, antiguos propietarios de Arrocería Herba, controlaban ya el 6,96% de las acciones de Ebro Puleva tras la compra por parte de ésta de la firma sevillana en noviembre de 2001. Entonces, el grupo alimentario se hizo con el 40% de Herba que no poseía y que estaba en manos de la familia Hernández Barrera. De igual forma, éstos adquirieron, mediante intercambio de valores, la cantidad de 4,5 millones de títulos, un 3,6% de Ebro Puleva, aumentando su participación en el grupo hasta el citado 6,96%. Con la nueva compra, aumentan hasta el 11,1% esta cuota y se convierten en el segundo mayor socio de la compañía, por detrás del fabricante francés Saint Louis Sucre.