AMDPress.- El grupo alimentario Nestlé ha facturado en el primer trimestre del año 22.800 millones de francos suizos (14.500 millones de euros), un 14% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Este incremento se debe a las mayores ventas en España y Francia de productos como las pastas Buitoni y las barritas de chocolate KitKat.

El crecimiento orgánico de la compañía ha sido del 6,7% en el trimestre, frente al incremento del 5,7% que se esperaba. El consejero delegado de la compañía, Peter Brabeck, ha mantenido el objetivo de alcanzar un crecimiento orgánico entre el 5% y el 6% en el conjunto del ejercicio y mejorar su márgen del resultado de explotación antes de amortizaciones (ebitda) a tipos de cambio constante.

Las ventas en Europa, que representan el 30% de la facturación de la compañía, repuntaron un 4% en el trimestre, gracias a la mayor demanda.