La multinacional suiza Nestlé registró el pasado año un resultado neto de 3.410 millones de dólares(cerca de 630.000 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 22% respecto al año anterior. Un resultado que la empresa atribuye tanto al crecimiento interno de la compañía como a la evolución favorable del franco suizo en los mercados de divisas.