AMDPress.- La compañía Nestlé ha anunciado la adquisición de Delta Ice Cream, el mayor productor de helados de Grecia, Bulgaria, Macedonia, Rumanía y Serbia y Montenegro, por 240 millones de euros. Asimismo, también ha llegado a un acuerdo con Lactalis para crear una sociedad conjunta en el sector de los productos lácteos frescos.

La adquisición de Delta Ice Cream, que comercializa, entre otras, las marcas Nirvana, Boss, Aloma y Magnum, pretende reforzar la posición de Nestlé en los mercados de helados de Grecia y los Balcanes, que se encuentran “en plena expansión”, según la compañía. Con esta adquisición y la de Dreyer's Grand Ice Company, Nestlé continúa ampliando sus negocios relacionados con los helados, sector en el que la compañía suiza ocupa la primera posición mundial.

Por otra parte, Nestlé ha anunciado una alianza con Lactalis para proyectar crear una sociedad conjunta en el sector de los productos lácteos frescos en Europa. El capital de la nueva sociedad se repartiría en un 60% para Lactalis y un 40% para Nestlé, mientras que su actividad se extendería a la Unión Europea, Suiza y Noruega.

“Este acuerdo se pondrá en marcha en 2006, tras consultar con los representantes del personal y bajo reserva del visto bueno de las autoridades de la competencia”, según un comunicado conjunto de ambas empresas. La nueva empresa se hará cargo de los activos industriales de los dos grupos en el terreno de los productos lácteos frescos, y abarcará una gama completa integrada desde yogures, postres, quesos frescos comercializados con la marca Nestlé, pero también las marcas B'A, Bridelice, La Lechera, Sveltesse, Yoco, Fruttolo, Munch Brunch y Ski.