Nestlé está manteniendo "conversaciones" con la firma británica especializada en helados R&R para crear una "joint venture". El objetivo de la sociedad será operar en más de 20 países de Europa y África con la sinergia de las "fortalezas complementarias y la experiencia innovadora" de las empresas, según indican en un comunicado. R&R es uno de los primeros fabricantes con marca de distribuidor en Europa. Ya ha vivido experiencias similares como la colaboración con Kraft Foods en 2012 para lanzar en el mercado helados inspirados en las marcas Milka u Oreo, entre otras.

Nestlé colabora con el grupo británico desde hace más de 14 años, primero en Reino Unido e Irlanda y más recientemente en Australia y Suráfrica. Ahora, quieren ir un paso más allá al impulsar en nuevos mercados la combinación de las "sólidas y exitosas marcas y la experiencia de la distribución exterior de Nestlé con el competitivo modelo de fabricación de R&R y su significativa presencia minorista".

Si la operación acaba bien, Nestlé aportaría a la nueva sociedad su negocio de helados en Europa, Egipto, Filipinas, Brasil y Argentina, así como su negocio de congelados en Europa, excepto las pizzas. Por su parte, R&R aportaría toda su cartera a esta empresa conjunta.