La cooperativa Arrossaires del Delta de l'Ebre, que comercializa las marcas Nomen, Bayo o Segadors del Delta, cerró el pasado 31 de agosto el ejercicio 2016-17 con una cifra de negocio de 35,8 millones de euros, un 3,4% más que el ejercicio anterior. El resultado neto se situó en los 1,64 millones de euros, un 7,5% más.

En el ejercicio 2016-17, Arrossaires del Delta de l'Ebre obtuvo un ebitda de 3,48 millones de euros, una cifra que representa un 10% sobre ventas y un 14% más que el ebitda logrado por la cooperativa un ejercicio antes. "Valoramos de forma muy positiva estos resultados, ya que suponen la consolidación de tres años de crecimiento", asegura Enric Batlle, director general de la cooperativa.

La facturación de la cooperativa alcanzó los 35,8 millones de euros ( 3,4%)

Desde el grupo destacan que la buena marcha de las exportaciones y el reordenamiento de la marca Nomen, un activo que Arrossaires del Delta compró en el año 2012, explican este crecimiento de su cuenta de resultados.

La empresa puso en marcha en el año 2010 un plan para crecer en exportaciones, que poco a poco se ha ido consolidando hasta representar el ejercicio pasado el 16% de las ventas. Los principales mercados en el exterior del grupo son Europa y el arco mediterráneo.

"En los últimos cinco años hemos trabajado en reordenar la marca Nomen e integrarla en la cooperativa Arrossaires del Delta; ahora estamos recogiendo los frutos de este trabajo", apunta Battle.

Arrossaires del Delta de l'Ebre comercializó en su último ejercicio 38.000 toneladas de arroz, un 10% más que un año antes.