Aral Digital.- Nueva Rumasa ha firmado un acuerdo de colaboración con el fondo de capital riesgo Oaktree Capital para “facilitar el intercambio de información sin afectar a la posición actual” del grupo español, según apunta la empresa gestionada por la familia Ruiz-Mateos.

El fondo estadounidense tiene ahora un plazo de siete días para realizar una 'due diligence', es decir, una investigación de las áreas del negocio de Nueva Rumasa en las que puede invertir. “Oaktree no ha adquirido ningún compromiso de inversión hasta el momento y cualquier paso para seguir negociaciones con Nueva Rumasa estará basado en los resultados de este proceso inicial de 'due diligence'”, aclaran desde el conglomerado empresarial.

Así las cosas, las decisiones operativas y de gestión relativas a las compañías de Nueva Rumasa que se encuentran en situación pre-concursal siguen estando reservadas a los directivos y accionistas de estas empresas, ya que Oaktree ni tiene, ni tendrá, intención de interferir en estos procesos, explica el emporio.

La “difícil” situación que viene viviendo Nueva Rumasa ha provocado la entrada de este fondo en el capital de la compañía. Así, debido al “recorte” de crédito, la “necesidad de refinanciación” de la deuda con sus acreedores y el “plan de pagos inminente” a realizar como solución a corto plazo para “aliviar” las necesidades de liquidez que les han obligado a recurrir a la figura del preconcurso de acreedores.