Aral Digital.- Panrico invertirá 12,5 millones de euros en los próximos dos años en la planta que la compañía tiene en Orozko (Vizcaya), lugar donde se elaboran las galletas Artiach. Este nuevo proyecto contempla la instalación de dos nuevas líneas de producción para la elaboración de las galletas Chiquilín Ositos, Dinosaurus y Marbú Dorada, y permitirán a la compañía incrementar su capacidad productiva de 30.000 a 50.000 toneladas al año.

La factoría de Artiach en Orozko cuenta con una plantilla actual de 240 personas, un importante nivel tecnológico, así como “óptimos controles de certificación de calidad y seguridad alimentaria”, según afirman fuentes de Panrico.

Tras la adquisición en julio de 2008 del negocio de galletas de Artiach y sus marcas más emblemáticas, Panrico se ha situado en el segundo puesto de mercado de las galletas con una cuota del 12%.

Las marcas incluidas en la operación (Chiquilín, Filipinos, Artinata, Artichoco, Articoco, Artiavellana, Artilimón, Artiturrón, Digesta, Princesa, Mini Princesa, Mila, Morena, Selección, Tentaciones, así como Marbú Dorada y Dinosaurus) alcanzaron en 2007 una cifra de negocio de 70 millones de euros.