AMDPress.- El grupo Pernod Ricard ha obtenido 488 millones de euros de beneficio neto entre julio y diciembre de 2005, el primer semestre de su ejercicio contable, lo que representa un incremento del 51% respecto al mismo periodo de 2004.

Los elementos no recurrentes del resultado operativo han sido de siete millones de euros, ya que las plusvalías por la cesión de activos (como Bushmills o el vodka de Seagram) compensaron los 174 millones de euros de cargas de reestructuración y los 78 millones de gastos vinculados a la operación de absorción de Allied Domecq.

El resultado operativo corriente ha aumentado un 70% hasta 767 millones de euros, con un incremento de la contribución de todas las regiones donde la empresa está presente, pero en particular de América, donde los beneficios se han doblado ampliamente. En total, más del 50% de los beneficios de la empresa se han conseguido en Asia y en América.

Desde la empresa se ha asegurado que la “rápida integración” con Allied Domecq y las sinergias de costos han permitido generar en el semestre en cuestión en torno al 40% del objetivo de ahorro, además los gastos de estructura han ascendido a 534 millones de euros, el 16,3% de la facturación, frente al 17% en el mismo periodo del año anterior. La cifra de negocios, por su parte ha aumentado un 66,7% en cifras absolutas hasta 3.268 millones de euros, aunque eso incluye el impacto de la integración de Allied Domecq.