AMDPress.- La compañía australiana Plantic Technologies ha desarrollado un envoltorio completamente biodegradable hecho con harina de maíz que se presenta como alternativa para los plásticos y que se empleará para la producción de las nuevas cajas de chocolates con leche de Cadbury.

El nuevo envase tiene el aspecto y la textura del plástico, se puede tintar, cortar y moldear con facilidad e incluso se puede disolver en agua.

El director jefe de Plantic, David Maclnnes, afirmó que han desarrollado “el envoltorio más biodegradable del mundo”, aparte de considerar el acuerdo con Cadbury como un “gran avance” para la compañía. Sin embargo, los términos del acuerdo no se han hecho públicos.

Cadbury probará esta aplicación tecnológica primero en Australia antes de decidir si lo produce en Europa. Plantic tiene previsto invertir entre 5 y 10 millones de dólares, buscando fuentes de financiación, para expandir el nuevo envoltorio en Europa.