El sector del pescado y productos derivados de la transformación del mismo, no es ajeno a la necesidad de adecuación a las nuevas exigencias del consumidor y del mercado. Exigencias que incluyen desde las tecnologías de procesado y conservación a factores determinantes en las decisiones de compra como son la presentación y el tipo de envase, la obtención de productos y formatos con mayor comodidad de uso, además del aumento de elementos de seguridad alimentaria como la presentación de productos en envases estancos para garantizar la trazabilidad.

Con esta perspectiva, el fabricante de envases SP Group participa en el proyecto de I D i Conservapesca enfocado al desarrollo de nuevas soluciones de envasado para productos del mar. Se trata de una iniciativa financiada con fondos Feder que se lleva a cabo dentro de un consorcio de empresas y OPIs liderado por Abelló Linde y otros socios como Citrago, Domca, Bastila 2009 (Al Punto Restauración), Procosur y las OPIs: Andaltec, IAT, Grupo Sensuco, Surgenia y Teica, en el que cada una aporta soluciones en su campo.
Todo ello con el respaldo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

El objetivo principal del proyecto es el desarrollo de una nueva gama de productos procedentes de la pesca (principalmente túnidos, cefalópodos, así como otras especies) de alto valor añadido y adaptados a la realidad actual y tendencias de consumo de la sociedad, a partir de la integración de diferentes técnicas de transformación, envasado y conservación en los distintos eslabones de la cadena de valor del proceso de fabricación de productos alimentarios. Este desarrollo tecnológico de nuevos productos se llevará a cabo bajo la premisa inicial de garantizar la trazabilidad y seguridad alimentaria a lo largo de todo el proceso de fabricación de los mismos, manteniendo sus propiedades organolépticas a lo largo del tiempo y aumentado de esta manera su vida útil.

Dado que los films plásticos pueden condicionar el comportamiento y la vida útil del alimento, en este proyecto, SP Group estudia las diferentes alternativas de empleo de los mismos, analizando diferentes variables como composición, espesor, permeabilidad al vapor de agua, a los gases, propiedades antivaho, etc., que hacen que un producto sea o no apto comercialmente.

Para ello, desde el proyecto Conservapesca se pretende dar un nuevo enfoque de I D i a la cocina saludable de los hogares españoles, potenciando su consumo y acceso a todo tipo de consumidores. En este sentido y desde que comenzó el proyecto, SP Group ha investigado multitud de mecanismos de conservación que incorporar a sus films, como una nueva tipología de envases denominados activos. Estos confieren una serie de propiedades adicionales al pescado entre las que destacan: Films plásticos antimicrobianos que reducen la concentración de una tipología de microorganismos en el interior del envase. Films plásticos antioxidantes que evitan la oxidación y pardeamiento del pescado mínimamente procesado (amarilleamiento de los bordes, olores anómalos, etc.). Films absorbedores de volátiles que evitan la presencia de olores desagradables. Y films absorbedores de oxígeno para ciertos productos de pescados mínimamente procesados.