El grupo alemán Suedzucker, líder del mercado europeo del azúcar, está ultimando la compra del 99,7% del capital del segundo operador francés del sector, Saint Louis, por 1.600 millones de euros (más de 266.200 millones de pesetas). La operación, que está previsto se materialice antes de finales de año, dará lugar a un grupo con una cifra de negocios de más de 5.575 millones de euros (cerca de un billón de pesetas), lo que supondrá una participación en el mercado europeo del azúcar del 21,5%.

Saint Louis, el mayor accionista de la española Ebro-Puleva, con un 13,5% del capital, tiene una capacidad de producción de 900.000 toneladas de azúcar y su facturación asciende a 1.200 millones de euros (199.663 millones de pesetas), lo que la sitúa como el segundo grupo francés del sector, por detrás de Béghin Say.

La operación, que debe ser aprobada por las autoridades de la competencia de la Unión Europea, se materializará con la cesión a Suedzucker de la participación del 51% que tiene en Saint Louis el grupo de inversión Invertaco ( liderado por el financiero belga Albert Frère) y de la que está en manos de Worms, consorcio controlado por la familia italiana Agnelli.