Aral Digital.- Las tres plantas de Carcesa, filial de Nueva Rumasa, propietaria de las marcas Apis y Fruco, ubicadas en las localidades pacenses de Don Benito, Mérida y Montijo han concluido las Auditorías del Sistema de Calidad al que han sido sometidas.

Así, estas fábricas cuentan ya con las siguientes certificaciones: Renovación de la Certificación en base a la norma ISO 9.001 :2008, Mantenimiento del Certificado APPCC según Codex Alimentarius 2003, Consecución de la nueva Certificación en base a las normas BRC v.5 y Consecución de la nueva Certificación en base a las normas IFS v.5.

Estas certificaciones, otorgadas por el Organismo Certificador Internacional Lloyd´s Register Quality Assurance, confirman que los Sistemas de Gestión de la Calidad y los productos de Carcesa cumplen las exigencias de calidad y seguridad alimentaría demandadas por estas normas internacionales.

Por otro lado, la compañía Los Conejos, adquirida por Nueva Rumasa en 2006, ha llegado a un acuerdo con The Water Company para distribuir de manera “oficial y única” varios productos como Whiskies Matisse, Roberto Cavalli Vodka y Porfirio Ron y Tequila. Con la incorporación de estas marcas Los Conejos se adentra en el segmento de bebidas Premium.

Actualmente, Los Conejos, que cuenta con más de 30 años de historia, está centrada en la distribución de vinos y licores a supermercados, hoteles, restaurantes, tiendas minoristas y cash&carry. La División de Distribución de Nueva Rumasa, Los Conejos y Gambín Garres, ha experimentado un crecimiento sostenido de dos dígitos en los últimos cuatro años, teniendo como objetivo para el próximo año sobrepasar los 180 millones de euros.