El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha visitado las instalaciones de la fábrica de pizzas de Campofrío en Ólvega (Soria), un centro de producción referente en el sector que ha situado a la marca como la segunda más importante del segmento de pizzas.  Acudió acompañado por la Delegada Territorial de Soria, Yolanda de Gregorio; el Director General de Competitividad de la Industria Agroalimentaria, Indalecio Escudero, y  la Alcaldesa de Ólvega, Elia Jiménez.

Campofrío se adentró en el negocio de pizzas en el año 2004, arrancando su producción en una planta situada en el centro del pueblo. Pero el fuerte crecimiento del segmento nos permitió, hace seis años, apostar por unas instalaciones más modernas y amplias donde hoy nos encontramos, reforzando así nuestra apuesta por la competitividad industrial local y regional”, afirmó Javier Dueñas, Director de Relaciones Institucionales de Campofrío.

La fábrica de pizzas de Ólvega incorpora tecnología de punta y es la primera del sector en obtener la certificación de Industria 4.0 por parte de la Junta de Castilla y León. En materia de sostenibilidad, esta planta también es referente del sector al ser la primera compañía del segmento de pizzas refrigeradas en conseguir la certificación de Ecosense, que garantiza que las bandejas alimentarias de PET donde se envasan las pizzas incorporan material reciclado.