Llega a España, de la mano del grupo Diageo, Copper Dog, un whisky que rinde homenaje a los trabajadores de las destilerías del norte de Escocia que a partir de 1.707 comercializaban de forma ilegal con este líquido por la subida de impuestos por la Corona. Es el resultado de la mezcla de 8 whiskies escoceses de Speyside de malta de distintas destilerías, lentamente añejados en barriles de roble.

El nombre de Copper Dog hace referencia al ingenioso tubo de cobre con el que los contrabandistas de la época tomaban muestras ilícitamente de los barriles de maduración de whisky.