La Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel batió un nuevo récord de ventas en 2018 con sus marcas Solán de Cabras, Sierra Natura, Sierras de Jaén y Fonteide al alcanzar los 4,2 millones de hectolitros, un 3,6% más que en el año anterior, lo que supone un incremento del 31,8% desde 2015. De esta forma, el negocio de Aguas de la compañía, que ya tiene un peso del 20% en el volumen global, se mantuvo el pasado año en la senda de crecimiento registrando una facturación de 81,5 millones de euros, un 2,7% más.

Destaca especialmente su buen desempeño en el canal de Hostelería, con un incremento del 10% de sus ventas en volumen

 

La Unidad tuvo un buen desempeño tanto en el canal de Alimentación como en el de Hostelería, aunque fue en este último en el que destacó especialmente con un incremento del 10% en sus ventas en volumen, a pesar de las complejas condiciones meteorológicas que marcaron el pasado ejercicio para el sector del gran consumo. Además, continuó con su expansión internacional, ampliando su presencia a 35 países a través de su buque insignia Solán de Cabras, siendo Francia, Japón o Estados Unidos sus principales mercados fuera de nuestras fronteras.

Jesús Núñez, director general de la Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel, asegura que “estamos muy satisfechos con nuestros resultados del pasado año que demuestran que vamos por el buen camino y que nuestros consumidores aprecian nuestros esfuerzos tanto por impulsar la innovación en el sector, por ejemplo, a través de propuestas novedosas como nuestras aguas funcionales, como por seguir situando la Sostenibilidad y las personas como ejes centrales de nuestro negocio”.

Marcas icónicas y más sostenibles

El significativo crecimiento del negocio de Aguas de Mahou San Miguel en los últimos años ha sido posible gracias a la solidez de su portafolio, liderado por la icónica Solán de Cabras y que cuenta con otras referencias muy consolidadas a nivel local como Sierra Natura -con gas y sin gas-, Sierras de Jaén y, recientemente, la marca canaria Fonteide. A ellas se suman, además, la gama de sabores de Solán de Cabras y su innovador surtido de aguas funcionales, conformado por Solán de Cabras Defence y Solán de Cabras Repair y, como novedad de 2019, Solán de Cabras Antiox, su primera variedad elaborada con té.

Solán de Cabras se consolida como su enseña más icónica

 

Actualmente, la Unidad se encuentra inmersa en el desarrollo y puesta en marcha de proyectos vinculados con la sostenibilidad y, en concreto, en iniciativas relacionadas con la reducción del gramaje de sus envases o que impulsen el aumento de la utilización de plástico reciclado en sus soluciones retráctiles.

Todo ello ha posibilitado que su marca más emblemática, Solán de Cabras ya cuente con un 50% de PET reciclado en todas sus referencias, tanto en su icónica versión azul como en la edición rosa que cada año, desde hace seis, lanza para apoyar la lucha contra el cáncer de mama en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). De igual modo, los envases de sus aguas de sabores con beneficios funcionales también cuentan con un 50% de PET reciclado y son, además, 100% reciclables.

Cuatro manantiales de agua y cerca de 300 profesionales

La Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel uenta con cerca de 300 profesionales repartidos entre su sede corporativa y sus cuatro manantiales con sus correspondientes centros de envasado –ubicados en Beteta (Cuenca), Los Villares (Jaén) y Tenerife-.

El pasado año, tuvo 19 nuevas incorporaciones a su plantilla, de las que el 42% fueron profesionales menores de 30 años, demostrando así su compromiso con el empleo joven y la creación de puestos de trabajo en entornos locales y de carácter rural. En este sentido, la marca Solán de Cabras ha sido recientemente premiada por la Junta de Castilla – La Mancha por la puesta en marcha de un sistema de Formación Profesional Dual que permite a estudiantes de la región desarrollar prácticas en su Manantial.