ARAL Digital.- La vendimia del cava ha recolectado un 17% menos que el año anterior, en total 260 millones de kilos de uva, este año, según datos facilitados por el Consejo Regulador del Cava. La vendimia, que finalizó esta semana, ha sido más corta de lo habitual y se caracteriza por el excelente estado sanitario de la uva. Sin embargo, este año ha sido de menor cantidad debido a un período invernal muy seco, con fuertes heladas no habituales durante el mes de febrero y lluvias al inicio de la primavera que vigorizaron la vegetación pero no llegaron a suplir el déficit arrastrado en invierno. La brotación se inició bien en todas las variedades pero el ciclo vegetativo llevó un retraso de una semana con respecto a medias históricas.

Asimismo, los racimos presentaron un tamaño inferior a los de la cosecha anterior. Su maduración se aceleró por la sequía y el calor de primeros de agosto. La recolección se efectuó minuciosamente en función de las características que aportaban las uvas, atendiendo a su acidez y graduación. Estas buenas prácticas de selección de la uva permitieron la obtención de unos mostos adecuados.

Según el presidente del Consejo Regulador del Cava, Gustavo García Guillamet, “la vendimia de este año se caracteriza por el excelente estado sanitario de la uva, condicionante fundamental de las uvas para la calidad en los vinos, especialmente los ‘base cava’ tan sutiles y delicados. Hay que resaltar que el Cava se obtiene de la mezcla de distintas variedades de uva lo que permite que en cada añada podamos descubrir nuevas particularidades del Cava”. El Consejo Regulador del Cava tiene inscritas 32.355 hectáreas de viñedo en producción.

Con motivo de la vendimia, el Consejo Regulador del Cava organizó el pasado sábado, 13 de octubre, la celebración de la Vendimia del Cava en la Plaza Mayor de Madrid. Durante la jornada, miles de madrileños tomarán el aperitivo con una copa de cava acompañado de las tapas típicas.