El Grupo Vichy Catalán ha firmado con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) un convenio de colaboración "para estudiar los efectos que tiene el consumo habitual del agua mineral natural carbónica Vichy Catalán sobre el colesterol". El trabajo se enmarca dentro de la colaboración que mantienen desde hace más de una década dicha institución, a través de las investigaciones de un equipo de científicos, y la empresa. Han firmado el convenio Alicia Castro Lozano, vicepresidenta de Transferencia e Internacionalización del CSIC, y Joan B. Renart i Montalat, consejero delegado del Grupo Vichy Catalán.

El objetivo del nuevo estudio, que complementa a los anteriores, es "reafirmar si esta agua, consumida como parte de la dieta habitual, reduce el colesterol, así como valorar si se producen cambios favorables en otros biomarcadores de riesgo cardiovascular en adultos sanos". Vichy Catalán es un agua mineral natural rica en minerales y bicarbonatos. "Los distintos ensayos en humanos que nuestro grupo de investigación ha realizado en los últimos quince años indican que Vichy Catalán reduce el riesgo cardiovascular, ya que consumida durante dos meses origina una reducción del colesterol malo-LDL", explica la investigadora del CSIC en el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Mª Pilar Vaquero.

El equipo dirigido por la doctora Vaquero ha observado en los diferentes estudios que se han realizado hasta el momento que Vichy Catalán disminuye la lipemia postprandial (aumento de los triglicéridos en el torrente sanguíneo después de cada comida) y podría llegar a mejorar las concentraciones de glucosa y la sensibilidad a la insulina. Además, no afecta al remodelado óseo ni a la presión arterial en mujeres postmenopáusicas, y tiende a disminuir la presión sistólica en jóvenes varones y mujeres.