El consumidor español puntúa con una nota media de un 6,8 su satisfacción con respecto a su enseña habitual (7,6 en el caso el hipermercado y 6,7 para los supermercados). Este es uno de los resultados del primer índice del sector que mide la satisfacción de los clientes con respecto a los supermercados e hipermercados –canal organizado- donde realiza habitualmente sus compras y que se engloba dentro de la plataforma de estudios del comprador Aecoc Shopperview de la Asociación.

La experiencia de compra es la variable mejor valorada, con un 7,3% de media; mientras que la innovación en la compra presenta oportunidades de mejora con una valoración media de 6,3. En el ámbito de innovación, el comprador valora casi por igual la capacidad de fabricantes y distribuidores de lanzar suficientes productos nuevos al mercado y otorga poco más de un 6 a la educación de los productos a sus necesidades.

En cuanto a qué le piden a la innovación, las tendencias son claras. Buscan productos de alimentación bajos en grasas, bajos en azúcares, bajos en calorías, libres de conservantes, libres de edulcorantes y productos ecológicos, en este orden de importancia. En cuanto a los artículos de no alimentación, destaca la búsqueda de lo natural, sostenible y sin parabenos.

Según el barómetro, un 22,6% de los compradores ha usado el canal online en los últimos 6 meses para adquirir productos de alimentación, bebidas o droguería. Sin embargo, solo el 2,4% usa este canal de forma habitual, mientras que el 2,2% lo hace de forma secundaria. Entre las categorías más compradas figuran el cuidado e higiene personal (69,6%), la despensa y alimentación (60%), productos de limpieza (58,9%), congelados (24,6%), refrigerados (24,3%), frescos (24,3%) y productos para mascotas (20,9%).